Queee? Encuesta dice que Alex Rodríguez Sí (A-ROD) es la cara del besibol ahora mismo!

Queee? Encuesta dice que Alex Rodríguez Sí (A-ROD) es la cara del besibol ahora mismo!

0

mlb_illustration1x_576 A medida que nos encaminamos hacia la apelación de la suspensión de 211 juegos impuesta a Alex Rodríguez por parte de las Grandes Ligas, vemos que los Yankees de Nueva York siguen con opciones de llegar a la postemporada.

Por supuesto, el regreso de Rodríguez de su lesión llegó con un huracán de distracciones, problemas y preguntas, pero también vino con un bate que ayudó a galvanizar a un equipo de los Yankees que sabía que necesitaba trabajar como una sola voz hacia una meta, incluso aun estando en desacuerdo con las selecciones personales de A-Rod. En su mayor parte, A-Rod ha logrado llenar el hueco que había en la producción en la antesala de Nueva York.

A pesar de lo polarizante que puede ser A-Rod, su actuación ha tenido un impacto mucho más grande que sus números personales o la columna de victorias de los Yankees. Es algo por lo que la credibilidad de las Grandes Ligas ha subido y bajado. Olvídense de redención, avaricia o castigo, cuando vamos a lo básico, el juego está ahora en búsqueda de una salida a toda la pesadilla del uso de sustancias para mejorar el rendimiento (PED por sus siglas en inglés) — e, irónicamente, la liga podría escoger mirar a Rodríguez como una ayuda para que el deporte tome el camino hacia una cultura de limpieza.

Dado el hecho de que la era de las PED ha creado dudas infinitas sobre el rendimiento en el béisbol, es posible que tengamos la rara oportunidad a través de Rodríguez para conocer un jugador que estuvo limpio en un momento dado. El tener su actuación bajo un microscopio ayudó a filtrar sus secretos, y ahora ese microscopio puede enfocarse en lo que sucede cuando un jugador juega limpio, aunque sea por la fuerza. La lógica nos dice que sería imprudente y patológico que volviera a utilizar PEDs durante su proceso de apelación y con su equipo en la contienda por los playoffs. Reconozco que en ocasiones la lógica ha sido dejada a un lado en su saga, pero si Rodríguez estuviese jugando limpio y con buenos resultados en el terreno, eso apoyaría la idea de que se puede jugar bien sin el dulce relleno de testosterona — un mensaje que necesitamos ver una y otra vez, muchas veces, para restaurar la fe perdida en el juego. Es posible que su juego no sea suficiente para complacer a aquellos que esperan que rinda al nivel que exige su contrato de $275 millones, pero, de nuevo, el tener un megacontrato como ese ha sido en demasiadas ocasiones parte de la excusa para algunos peloteros para tomar el atajo de las drogas. El juego de A-Rod y la crítica abierta hacia la cultura de las PED puede ayudar a redefinir las expectativas sobre el rendimiento de un jugador.

Después de todo, es difícil saber mucho de cualquier cosa desde el punto de vista de resultados cuando se trata de un jugador en estos días. Esa ha sido la consecuencia de esta era. Incluso los jugadores más limpios están bajo sospecha, e incluso esos mismos jugadores sospechan de otros jugadores. Nada se sabe de seguro; la confianza ha quedado comprometida, y sigue comprometida. Quizás se necesite un jugador como Rodríguez, que se asume que está en el espectro de los jugadores sucios, para enseñarl evidencia contundente de que se puede jugar, y jugar bien, en las Grandes Ligas sin utilizar drogas. ¿Algo torcido? Sí. Pero si esta era del béisbol nos ha enseñado algo es que el deporte ahora tiene una cultura de ser culpables antes de ser encontrados inocentes. Aún así, el “culpable” todavía tiene el poder real de cambiar la percepcion.

Así que por la limpieza del deporte, es ventajoso que Rodríguez juegue bien. Incluso podría sorprender que A-Rod sea un jugador productivo al más alto nivel como jugador limpio. Me imagino que los años de uso de sustancias puede nublar al más seguro de los jugadores cuando se trata de evaluar a si mismo su desempeño — nunca está seguro de cuanto peso le puede dar a sus habilidades versus su mezcla de fórmulas químicas y brebajes.

La realidad es altamente perjudicial para los jugadores jóvenes que crecen en el deporte en los terrenos de las escuelas secundarias y en los parques de pequeñas ligas a través de todo el mundo. Hemos perdido la certeza de que se puede ser el mejor en este juego sin las mejoras ilegales e ilícitas, y sin importar cuantos jugadores levanten su mano y expresen que están libres de drogas, la duda sigue. Así que quizás el jugador con la mayor sombra bajo la era de los esteroides en realidad podría ser el mejor mensajero para el cambio sí, y ese es un gran “sí”, se compromete a ello. Rodríguez puede hablar sobre sus trampas y su atractivo. Puede hablar sobre sus beneficios directos e indirectos y sus fallas, él puede jugar limpio y ser el único que conoce que esto es cierto, y tener resultados reales que sean el resultado de la química humana que es impulsada por el corazón y el deseo.

El hecho de que la credibilidad de Rodríguez esté en duda quizás quede en segundo plano en este punto ya que podría ser forzado a ser creíble en el terreno si él quiere volver a jugar más allá de esta temporada. ¿Quedan lagunas? Seguro que sí.

Pienso que un jugador que tenga historial de uso de PEDs debe tener momentos de claridad. En un momento cuando acaba su ciclo, cuando está moviendo el bate sin la ayuda extra de un laboratorio. Durante una carrera, uno tiene muchos momentos cuando no se está seguro de tener lo que se necesita en un día cualquiera. El bate se siente lento, el brazo se siente muerto, las dudas azotan en tu mente y aun así consigues tres hits, lanzas comoquiera esa blanqueada. Y has dado ese paso extra hacia solidificar el hecho de que tu habilidad para jugar sin la ayuda de las PED es suficiente en un día determinado.

Me acuerdo del primer llamado a las mayores como jugador joven. Es un momento en que es posible que tengas la mayor habilidad posible que puedas tener cuando se trata de tus atributos físicos. Te puedes recuperar rapidamente; estirarse es importante pero no es necesariamente obligatorio. Te sientes bien por muchos días, pero no sabes cómo medirte. No sabes de lo que eres perfectamente capaz de hacer porque no tienes historial. Es pura especulación, estás en los entrenamientos primaverales y todo se basa en las métricas avanzas, pero no hay evidencia en tiempo real — aunque las medidas cuantitativas de tu habilidad dicen que vas a tener éxito. Entonces le conectas un cuadrangular a Justin Verlander, entonces ponchas a Miguel Cabrera no solo una, sino dos veces. Entonces ves que, tres meses más tarde, sigues bateando por encima de los .300. Esas marcas te transforman porque cada una de ellas es fresca cuando es la primera vez que tienes éxito en las Grandes Ligas más allá de un juego, de una semana. Ahora eres un “ligamayorista” de todos los días.

Rodríguez puede tener ese sentimiento de nuevo. El nuevo sabor, el momento de “casi olvidaba que podia hacer eso” que sucede cuando tu cuerpo no necesita ayuda extra para vencer a los mejores del deporte. Él puede tener todo eso de nuevo — ya sea esta temporada o la siguiente tras su posible suspensión. Esto no se trata acerca de Rodríguez y las selecciones que hizo durante su carrera, pero quizás podamos echar una buena mirada y ver qué A-Rod, en su estampa más cruda posible, sigue siendo un muy buen jugador. Esto nos puede mover hacia la toma de ese pequeño primer paso en la esperanza de que se pueda enviar un verdadero mensaje a los jugadores que pueden jugar limpios y hacerlo bien, e incluso uno de los más grandes jugadores de la historia, estadísticamente hablando, puede aprender esa lección en el ocaso de su carrera. Esa es una lección que nunca es demasiado tarde para aprender.

Share.

About Author

heudy24k

PRESIDENTE EN : BACHATA24K.COM

Leave A Reply