Nuevo merengue de Sergio Vargas acaba con los hombres que maltratan las mujeres

0

Sergio+Vargas Pues se trata de El Canalla, el nuevo tema de Sergio Vargas que ya está en la calle.
Ciertamente es la primera vez que El Negro de Villa le canta a un hombre, pero vayan a ver de que forma. Encarando a un hombre que es amante de la mujer que él anteriormente tuvo.
Y en una actitud hasta cierto punto insólita, arremte en su contra, enterado del maltrato que le prodiga a la mujer que amó y a la cual defienda.
Y lo hace de una manera un tanto contrastante, pues al tiempo que le insulta le da consejos sobre la manera en que debería tratarla, para que no la pierda, poniéndose él mismo de ejemplo, al señarle que al maltratarla está haciendo lo que él nunca hizo, como todo un Danilo Medida en la campaña electoral.

“Eres un estúpido, eres un canalla, eres un idiota”, dice el estribillo en coro, mientras Sergio lo tilda de animal y abusador. Si por insultos es, se los dispensan todos, emulando con ello a los clásicos temas de desamor que en el caso de las mujeres se han hecho proverbiales cuando cantan a los hombres. El nuevo tema de Sergio se inscribe en una línea de arreglo donde se fusionan elementos convencionales en la instrumentación alternados con lo urbano, caracterizado por un beat que se expresa a manera de “leit motiv”, y por donde musicalmente discurre la propuesta, la cual es una composición de Junior Cabrera, quien también es el arreglista. Con el mismo se manifiesta un distanciamiento con los arreglos conencionales de los merengues de los ochenta, con los cuales muchos todavía insisten. Los coqueteos con el rap, los rejuegos contestatarios, sirven al final de cuentas al propósito de un mensaje muy bien llevado en el cual se plantea un absoluto rechazo del maltrato al hombre a la mujer, en un tema que como Canalla a muchos retrata de medio cuerpo y de cuerpo entero. No deja de ser anecdótico las intenciones implícitas, más que explícitas, porque más claro no puede ser, en el planteamiento, que a final de cuentas se reduce a que la puede perder y que ese corazón herido, como dicen las letras, a su dueño va a volver. Fijense que no se anda con rodeos ni remilgos…Está hablando el dueño, lo demás es “préstamo”. ¡Vaya usted a ver! En una palabra, si la vas a seguir maltratando, devuelveme mi mujer, ¡canalla!.(NB).

Share.

About Author

heudy24k

PRESIDENTE EN : BACHATA24K.COM

Leave a Reply