Los lectores analizan letras de los urbanos

0

urbanos Santo Domingo

¿Está la sociedad dormida ante la influencia de la música urbana? ¿Puede hacerse música contagiosa con letras sanas y que calen en el gusto de la juventud? ¿Están los géneros urbanos incitando a la promiscuidad, violencia y consumo de alcohol y drogas?

Tras el debate fomentado en el desayuno de LISTÍN DIARIO, donde participaron el psiquiatra Vicente Vargas, el compositor y diputado Manuel Jiménez; la musicóloga Rossy Díaz; Ramón Lluberes, director de estaciones radiales y el sacerdote Gerardo Ramírez, se determinó que, efectivamente, hay que tomar iniciativas para adecentar la radio local.

Los seguidores de la página en Facebook de este diario no son ajenos a esta realidad y utilizaron esta vía como medio para fijar sus posturas.

“Lo leí completo”, dijo Isabel Veras, refiriéndose al texto publicado en la edición de ayer. “Buenas observaciones, sólo que se enfatizaron en “El Mayor” obviando a otros que están igual o peor… pobre RD si su futuro depende de jóvenes que sólo piensan en alcohol, drogas y estar en “pinta”, agregó.

Para Yajaira Olivero, los padres son los primeros que deben estar pendientes de lo que escuchan sus hijos. Entiende a la vez, que aunque en un hogar se inculquen valores es casi imposible hacer que los jóvenes no estén en contacto con el género urbano “porque aunque no la escuchen en la casa lo hacen en colmados, carros de concho, en casa de amigos incluso hasta el transporte escolar”.

De igual manera, Olivero hace un llamado a las emisoras radiales. “Deben tomar medidas drásticas con este asunto. Cada día se escuchan cosas peores en estos temas”.

Para Johanan Calcaño no es una problemática nueva. “¿Ahora es que se dieron cuenta? Es verdad que hay que reírse”, comentó en la red social.

Una vez más, la falta de ejemplo por parte de los padres salta a relucir en la publicación de Adalis de Soriano. “Imagínate las chapas que vibran, así andan las niñas de 4 y 5 años en los barrios , vibrando las chapas y las madres se lo celebran, en mis tiempos una pela”.

El deseo de Jarold Santos es que en la programación radial “suene merengue limpio y sano”, dejando de lado las vulgaridades que se pueden escuchar en algunas canciones urbanas.

Luis Rodríguez solicita el cese de nominaciones para Premios Soberano a exponentes urbanos. “Acroarte no debería premiar ese género musical que solo llama a la violencia”, explicó.

“Producciones con malos mensajes y malos ejemplos y que además se premian es parte de la desvalorización de la sociedad”, replicó un lector bajo el seudónimo Musi Dinámico.

No es el género, es la letra
Otros lectores llegaron a la conclusión de que no importa la cadencia del género musical que se analice, sino la calidad de las letras. Así como puede haber salsas cargadas de alto contenido sexual, también hay raps y dembows con letras hasta cristianas.

“Ninguna música puede ser diabólica, no es la música ni el género, es la persona, escuchen a Vico C, Residente Calle 13, Redimidos, Eddie Dee, Dkano, y las letras que pueden ser escuchadas”, señaló César Francis Doroteo.
Facebook
La posición de los lectores ha sido clara. Urge la necesidad de un cambio en la lírica de la música urbana. Solo resta que sus exponentes y los radiodifusores también asuman el compromiso.

María A. Santana
La Comisión está solo de lujo, deben de revisar las canciones antes de que salgan al público o antes de que la persona decida hacer la grabación.

Lissette Recio
Hagamos como en Cuba deberíamos prohibir el Dembow.

Luis Rodríguez
Esa música diabólica solo llama a hacer lo malo, violencia hasta en hacer el amor, matar, infidelidad, drogas, alcoholismo, traición, etc. Y eso está lloviendo a la juventud a no tener buenos valores .

Pam Pam La música urbana = Pura vulgaridad.

Gisela Adón Gómez
Es realmente preocupante el contenido de esas letras las cuales influyen de manera determinante en nuestros jóvenes.

Share.

About Author

heudy24k

PRESIDENTE EN : BACHATA24K.COM

Leave a Reply