Juliana O’neal: “Pasé de querer comerme el mundo a tomar la vida con más calma”

0

juliana_oneal_123Juliana O’neal, en más de una ocasión, se ha descrito como una guerrera. Y es que después de librar la lucha contra el cáncer en dos circunstancias, la merenguera ha asumido ambos procesos como una experiencia positiva, que le cambió la vida y la hizo poner los pies sobre la tierra.“Hace tres años fue un golpe bastante fuerte, porque me encontraba en un buen momento en mi carrera y me diagnostican otra vez con esto, ahora cáncer de tiroides. Nunca es fácil, porque incluso cuando te dicen: -tienes una neumonía- te preocupas, imagínate que te digan que tienes cáncer y puedes perder tu voz”, explica la intérprete de “Estúpido”.

Sin embargo, Juliana entiende que todo en la vida sucede por algo, y que esto no fue la excepción. “Yo quería estar en la calle todo el tiempo, salir con mis amigas, dejé la universidad… estaba en todo menos en tomar la vida en serio… en ese momento tenía la cabeza muy en el aire”, recordó.

La cantante de 28 años fue diagnosticada a los 11 años con el Linfoma Hodgkin, un cáncer que se origina en los glóbulos blancos, llamados linfocitos, el cual se crea cuando las células en el cuerpo comienzan a crecer en forma descontrolada.

Juliana recordó que en esa ocasión no entendía la gravedad del asunto y que fueron sus familiares, en especial su madre, quienes tuvieron que lidiar con la situación, a diferencia de la segunda vez que le tocó hacerle frente directamente, ir al médico, terapias, asumir los costos y darse ánimo a sí misma, aun teniendo el apoyo de su familia. Nada de esto la desanimó, al contrario, le hizo pensar que cuando una persona acepta la derrota ya está derrotada.

“Si digo que no me deprimí, hablaría mentira. No es fácil yo querer cantar, estar con mis amigos y tener que quedarme en casa trancada porque, quizás, tengo la defensa muy bajita y me puede dar una gripe y esa gripe me puede matar”, sostuvo. “Siempre he tenido algo muy presente y es que la mente controla todo”, agregó La Reina del Mambo, como es conocida.

Narró a elCaribe que durante el último proceso se enfocó en lo que iba a pasar luego que superara el cáncer, y que un mes y medio después de ser operada estaba cantando y asistiendo a diferentes programas televisivos, porque entiende que el estado de ánimo es fundamental cuando se atraviesa por procesos en los que se podría perder la vida.

“Todo esto me cambió bastante. Pasé de querer comerme el mundo, a tomar la vida con más calma, porque eso te sensibiliza totalmente. Ves la vida de otra manera; no por el hecho de que estés cerca de la muerte, sino porque ya tú te identificas más con la gente. Cuando veo que una niña de 11 años, por ejemplo, está teniendo un problema de cáncer de tiroides, yo me cuestiono. Porque se supone que esas enfermedades le pueden dar a cualquiera, pero tú dices:-¡caramba!, pero qué hizo esta niña para tener esto… no fuma, no bebe, no lleva una vida desordenada, y eso realmente te hace pensar”, dijo.

Aunque recuerda que vivió momentos “muy duros”, Juliana expresa orgullosa que pudo vencer dos veces el cáncer y que hoy día goza de buena salud. Además, ha retomado sus estudios, y aproximadamente en un año podría graduarse de licenciada en Mercadeo.

La merenguera, cuya muerte se ha anunciado varias veces a través de las redes sociales, dijo que tanto su familia como ella han acordado no alarmarse ni darle importancia a este tipo de cosas y “desmentir el rumor como se pueda”.

En cuanto a la música, Juliana está en proceso de grabación, de la mano de Fancy Records, del tercer álbum de su carrera, al cual le faltan cuatro de los diez temas que tendrá y del que se desprende el sencillo “Hoy voy a beber”.

“Ya lo estamos terminando, aún no tenemos fecha de lanzamiento. Hace como 5 años que estoy tratando de hacer una producción como tal. Han sido pasos muy lentos, pero firmes”, explicó.

Dijo que con este disco quiere hacer un merengue más festivo y buscando otras líneas, pero sin perder su esencia natural como son los temas de calle.

“Lo que no hay es oportunidades”

Juliana, La Reina del Mambo, dijo que considera que al merengue no es que le falte relevo, sino apoyo; pese a que hay quienes sí ayudan a los artistas emergentes, pero hay aún más que no lo hacen. “A veces, el tú no ser amigo de fulano de tal, no tener relación con una persona mediática en el negocio, etc. te complica más, no solo a mí, al artista en general. Lo que no hay es oportunidades”. Explicó que requiere de mucho dinero, tiempo y esfuerzo el mantener un proyecto musical y que no es una situación de si hay relevo o no, sino de espacio. “Cuando dicen que no hay relevos lo que siento es que no hay oportunidades, aquí hay muchísima gente con talento, lo que pasa es que no es fácil y el tiempo es que determina quién se queda y quien se va”, dijo.

Enfermedad
“Antes del cáncer, yo tenía la cabeza en el aire. Quería estar en la calle, salir con mis amigas y hasta dejé la universidad”

Permanencia
“Yo entiendo que todos los ritmos son cíclicos… en cualquier momento el merengue volverá a tomar su sitio original porque es nuestra sangre y siempre va a estar ahí”

Share.

About Author

William Pichardo

Trabajo Como "Web Master" (Mantenimiento) Aqui En : Bachata24k.com.

Leave A Reply