Juliana da su testimonio de cómo ha sobrevivido a dos tipos de cáncer

0

julianaSANTO DOMINGO.- Ella nunca pensó en ser merenguera y como cualquier niña iba a la escuela y jugaba con sus amigas, pero a poca edad algo le pasó que cambió su vida para siempre

Y es que cuando hoy cantante JulianaOneal tenía 11 años empezó a sentirse mal, la llevaron al médico, luego le hicieron una biopsia y le detectaron un tipo cáncer llamado Linfoma de Hodgkin. A esa edad ella no tenía conciencia de la traumática enfermedad que le afectaba y lo único que le atemorizaba es que le habían dicho que tenía que parar los estudios y siendo así no podría ir al bachicherato con sus amigas de toda una vida.

Al ser entrevistada recientemente en el programa En especial, de la periodista Colombia Alcántara, la cantante de merengue expresó que al no estar al tanto de lo que tenía fue algo que la hizo pasar ese proceso con menos traumas y más tranquila.

Contó que antes de darle las terapias, las cuales perduraron por casi dos años, la llevaron donde un médico quien le explicó que en ese proceso se perdería todo el pelo, a lo que ella reaccionó de forma airada, negándose a que le dieran las quimioterapias.

Cuando me dijeron que perdería el pelo hice una crisis horrible y el doctoro me dijo lo siguiente: Okey, yo te lo he pintado muy bonito pero la realidad es que si no te das las quimioterapias te vas a morir. ¿Qué tú prefieres el pelo o morir de cáncer?. Ante esa pregunte lo primer que hice fue decirle, vamos arriba, dónde es que me van a poner el suero”, dijo la cantante.

A los 15 años le explicaron que ya no había rastros de células cancerígenas, pero que debía hacerse tomografías mensuales, porque eso podría volver a crecer. Primero fueron tomografías mensuales, luego trimestrales, semestrales, anuales y al final cada tres años, hasta que al cumplir los 10 años de estudios, le dieron de alta, pues ya estaba libre, al menos del tipo de cáncer llamado Linfoma de Hodgkin.

“Hace un par de meses que fui a hacerme mi evaluación de los 10 años y de verdad que me sentí feliz cuando me dijeron que estaba libre del cáncer llamado Linfoma de Hodgkin”, dijo Juliana.

En 2014, Juliana empezó a sentir unas molestias en el cuello y le explicaron que eso era de la tiroides, luego volvió a sentir más molestias. Les hicieron varias monografías y descubrieron que eran tumores cancerígenos, los cuales había que extirpar, pero que con ello podría perder la voz y no podría volver a cantar.

Este nuevo proceso fue horrible porque tuve que chupármelo yo sola, debido a que no quería decírselo a mi madre, por todo lo que yo sé que pasó conmigo en el primer cáncer que tuve y hasta que no tuviera un diagnóstico certero y seguro no le dije nada. El único que pudo percibir todo eso fue mi chofer Alfonso, porque a mi madre no le decía nada”, dijo la intérprete de “Todos me miran”.

Un mes antes de su operación fue le contó a su madre lo que tenía y lo hizo por recomendaciones médicas, luego de haber visitado 13 cirujanos, tanto del país como del exterior y todos les dijeron que no le aseguraban su voz para cantar.

“Ellos me decían: Mira yo te opero, te quedará una cicatriz que casi ni se notará, pero yo no puedo asegúrate la voz. Ellos me extirparon las glándulas tiroides y seis tumores más que tenía, los cuales hicieron metástasis en otras áreas, por lo que tuvieron que extirparme los ganglios del cuello y luego asistir a terapias para poder sanar definitivamente”, dijo.

Ella agradece que no perdió su voz con la cirugía y que a partir de hora no es la misma persona, porque no tiene tiroides no hormonas, por lo que debe tomar una pastilla de por vida todos los días desde que se levanta.

Reveló que le dan muchos dolores en el cuerpo, mucho sueño, frío y calor al mismo tiempo y cansancio, aunque con el tiempo todo eso ha ido desapareciendo. En ese último proceso tuvo que permanecer 8 días sin salir de una habitación y sin tocar absolutamente a nadie.

La comida, cena, desayuno, medicamentos, se lo ponían en una silla al lado de su habitación. Ella abría la puerta, tomaba sus cosas y se encerraba de nuevo. En esos días anhelaba ver el sol, estar en un tapón, bajar la escalera de su casa y ver a su gente.

“Yo soy una persona bendecida por la profesipo0n que tengo que a tan corta edad se me ha dado tan bien. La familia que tengo que me ha apoyado y creo que Dios tiene un propósito conmigo y cada quien es un guerrero de su propia batalla, porque se me han presentados situaciones que ustedes no se imaginan”, concluyó la artista.

Fuente: Elportal.com.do

Share.

About Author

William Pichardo

Trabajo Como "Web Master" (Mantenimiento) Aqui En : Bachata24k.com.

Leave A Reply